viernes, 25 de mayo de 2007

Garza Real - Ardea cinerea - "Garsa real o Agró blau"

Familia: ARDEIDAE, orden Ciconiiformes.

La Garza real está presente todo el año en el Parque de la Albufera, y es la más frecuente en el Parque. La podemos ver en todas las zonas cercanas al lago, ya sea en la marjal o en la Devesa.
Es un ave de gran tamaño y envergadura, con largas patas y cuello, esbelta y con un vuelo ligero y elegante. Con un largo pico y plumas blancas y grises cercanas al azul, de ahí su sobrenombre en valenciano. Suele cazar pequeños invertebrados, como cangrejos de rio, y tambien peces y roedores.

Aunque hace años que solo estaba de paso, en la actualidad ya es habitual y cría en matas de la laguna, e irregularmente también en la pinada de el Saler, donde mantiene dormideros durante casi todo el año. Se han registrándose nacimientos entre diciembre y junio. La puesta normal consta de 2 a 4 huevos, ocasionalmente hasta 6. El número de pollos por nido oscila entre 1 y 3.

Durante los meses de invierno suele ser habitual en cualquier zona palustre. Se suelen llegar a ver grandes concentraciones en la marjal.

De las recuperaciones obtenidas se ha podido comprobar que realizan grandes desplazamientos, ya que garzas anilladas en l'Albufera se han llegado a encontrar en varios paises africanos, Polonia o Portugal.

De Albufera
Garza Real en vuelo. Suele volar bajo, en este caso sobre los arrozales de la marjal. En vuelo dobla su cuello retrayéndolo. Nikon D70, f/5.6, 1/500 segundos, Nikkor 70-300 a 300 mm.
De Albufera
Envergadura de las alas. Como se puede ver tiene grandes alas, que aprovecha para conseguir un vuelo de planeo sin demasiado esfuerzo. Nikon D70, f/5.6, 1/800 segundos, Nikkor 70-300 a 300 mm.
De Albufera
Garzas en grupo. Durante los meses de verano, cuando la planta del arroz es grande, las aves se amontonan en "les motes", espacios elevados de terreno entre campo y campo, para descansar o esperar a encontrar comida. Nikon D70, f/8, 1/1000 segundos, Nikkor 70-300 a 300 mm. con ligero recorte para reencuadrar.

No hay comentarios: